2 jun. 2013

Sexualidad.

Antes de nada, antes de empezar a narrar, temo perder alguno de los pocos seguidores que tengo en este blog, temo empezar a recibir críticas y temo rechazo. No debería temer nada de esto, pero lo temo, porque hay quien rechazan ideas que no sean la tuya, como si aceptar o respetar esas ideas significara tener que compartirlas. Y quien habla de ideas, habla de sexualidades.
Así pues, con temor, comienzo:

Estos días me ha dado por pensar en algo que me sucedió hace cosa de un año.
Estaba en clase con todos mis compañeros y un profesor no había venido, así que era hora libre. Afortunadamente para nosotros no mandaron a ningún otro profesor para que nos vigilara, así que nos pusimos a hablar en pequeños grupos. De pronto uno de los grupos se expandió un poco, juntándose con otro. ¿Por qué? Es obvio. El tema de conversación era el sexo, y eso atrae a la mayoría de las personas sobre la tierra. Hay quien se avergüenza de esos temas, hay quien se limita a escuchar, hay quien habla por los codos sobre ello. Yo, sinceramente, estoy en este último grupo.
"Tía, Misora, eres una pervertida". No, no lo soy. Simplemente es un tema que me llama la atención, del que me gusta hablar e informarme. Tengo claro que si tuviera alma de científica, estudiaría sexología, porque realmente me gusta el tema. Incluyendo hormonas y sustancias relacionadas con el sexo.
Y claro, dentro de este amplio tema, se encuentra la sexualidad, es decir, qué le atrae o excita a cada uno a nivel sexual.
Aunque la conversación comenzó siendo sobre sexo - experiencias, preguntas, respuestas - acabó derivando, como todas las conversaciones del mundo, y esta en particular derivó en sexualidad.
Así pues, la gente comenzó a hablar de homosexuales, de gays y lesbianas en general. Y a todos les parecía estupendo, cosa que me encantó, porque yo estoy totalmente a favor de la gente homosexual. Me hizo sentir bien que mis compañeros de clase tuvieran esa mentalidad.
Una compañera dijo algo como que ella, aunque no entendía bien por qué a una mujer podría atraerle otra mujer porque ella era heterosexual, lo respetaba y estaba a favor de las lesbianas. Entonces yo, siendo uan persona que no teme expresar lo que piensa o siente, le intenté explicar por qué una mujer puede sentir atracción hacia otra.
Algunos de la clase, que no conocían de mi inclinación sexual, me miraron sorprendidos. Me preguntaron: "¿Pero tú no tenías novio?", asumiendo que era lesbiana. Yo sonreí, negué con la cabeza y dije: "No, no. No soy lesbiana, soy bisexual". 
Lo dije abiertamente porque asumí que si aceptaban a los homosexuales, aceptarían a los bisexuales. Me pareció algo muy obvio. Pero no fue así.
Dijeron que si te gusta sólo una cosa, pues lo veían normal, pero si te gustan las dos, lo veían como vicio.
Sinceramente, aquello me hizo sentir mal. Bastante mal, diría yo. Prácticamente era como si me llamaran viciosa a la cara, como si me insultaran.
¿Por qué asumir que un bisexual es vicioso? Es como si los hombres, por ser hombres, tuvieran que ser fuertes. Pues con esto, se hace esa relación: los bisexuales, por ser bisexuales, han de ser viciosos. 
Por supuesto, esto no es así. Al igual que un hombre no tiene por qué ser fuerte, un bisexual no tiene que ser vicioso. Un bisexual, o un hombre, puede ser lo que quiera ser.
Así que salté en mi defensa, argumentando que ni yo, ni ningún bisexual, tenía que ser vicioso por el mero hecho de su sexualidad.
Hubo quien me defendió, hubo quien no. 
Yo recuerdo que pensé que ellos creían que ser bisexual era mirar a alguien por la calle, alguien cualquiera, y empezar a babear. Recuerdo decirles que al igual que ellas cuando ven a un chico poco atractivo no se excitan, yo tampoco cuando veo a una chica - o un chico -  de las mismas condiciones.
Tampoco sigo con la mirada a una mujer despampanante cuando pasa a mi lado, ni se me llena la boca de saliva al ver a un joven apuesto caminando. Por supuesto, nunca está de más algo que nos alegre la vista, pero ser bisexual no hace que cada persona que veo provoque que mi ropa interior se deslice por mis piernas, choque contra el suelo, lo traspase y llegue hasta los fuegos del infierno.

Cierto es que aunque esta experiencia me hizo sentir mal, también me hizo pensar en diversas cosas: ¿Por qué se acepta mejor a los homosexuales? ¿Por qué la gente cree que ser bisexual es ser vicioso? ¿Por qué yo soy bisexual? ¿De dónde salen todas estas tendencias sexuales? ¿Hormonas, ADN, educación? 

No son preguntas que pueda responder, no completamente. Ser bisexual es para mí algo sumamente natural. Recuerdo sentirme atraída hacia otras chicas cuando era más pequeña, cuando todos nos empezamos a interesar por tener novio y esas cosas. Recuerdo haberme enamorado, hace ya casi cinco años, de una compañera de clase; y tener que borrar mis sentimientos hacia ella porque era un imposible.

El asunto es que no creo que haga daño a nadie por esta inclinación sexual. No he forzado nunca a ningún hombre ni a ninguna mujer a hacer nada conmigo ni a enamorarse de mí - mi novio me quiere porque nos enamoramos el uno del otro - y de amor sufrimos todos en algún momento, así que el hecho de que haya tenido que borrar sentimientos hacia personas no supone que me haga daño a mí misma.

Además, hay una cosa que me encanta de ser bisexual, y es que para que alguien me guste no me fijo únicamente en su cuerpo, si no en cómo piensa. Me gusta poder tener la libertad de amar a alguien por su mente y personalidad sin importar qué tiene entre las piernas.

En definitiva, creo que hay que respetar lo que hagan los demás, creo que no hay que juzgar ni poner etiquetas, creo que mientras las cosas no hagan mal a nadie - incluyendo uno mismo - estarán bien.
Y espero que nadie me tire tomates por decir todo lo que he dicho.

¡Un beso a todos!

PD: Dejo esta imagen, que es muy explicativa. Sólo tenéis que sustituir, en mi caso al ser mujer, a los chicos por chicas y viceversa.


2 comentarios:

  1. Joooopé, ¡qué mala onda! e.e No entiendo, ¿cuál es la gran diferencia? Si de todos modos sigues siendo tú y no te enamoras de cualquier cosa con piernas. Yo tengo una amiga bisexual, de la que me hice amiga hace poco pero es genial que halla confiando en que no soy homofóbica y eso, el caso es que como nuestro colegio es de monjas una monja la quería expulsar por su sexualidad.
    Lo cual no es muy diferente de tus compañeros. O sea que, si a mí me gustaran SÓLO las mujeres, está bien, pero si digamos me gustaran hombres Y mujeres, ¿está mal? No le veo la lógica, al final da lo mismo. Ja, como en la imagen, después de todo es como si sólo te gustaran los hombres, ¡no haces nada! Así que es prácticamente lo mismo xD
    -Pao
    Pd: Recuerdo que "publicaste" esta entrada una vez pero al final la borraste, es genial que te hallas decidido a publicarla de a de veras ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco entiendo cual es la diferencia. Personas que sienten atracción por otras personas que ya están en edad de procrear. Dios Santo qué cosa más extraña y viciosa... Nope o_o Es que no sé, a mí me da igual lo que hagan los demás con otros mientras sea consentido por ambas partes, y creo que deberían tener la libertad de hacer lo que quisieran. Por eso estoy a favor de cualquier tipo de sexualidad (Y cuidado que aquí no se incluyen zoofilia y pedofilia, porque como bien indican esas palabras, son filias, no sexualidades).
      Y total, seas tú lo que seas, ¿qué te importa lo que sea el resto? No va a cambiar nada demasiado porque Fulanito de Tal sea gay o porque Menganita de Cual sea bi.
      Y joer, qué mal que la quieran expulsar por eso :( En mi colegio hay un chico gay, que lo dijo en medio de una clase además, con profesor y todo; y todo el colegio sabe que es gay pero nadie le expulsa. Supongo que las monjas de mi cole son más progresistas xD
      Es que sí, leches xD Vamos a ver, me gustan las dos cosas, pero mantengo una relación heterosexual con un chico, así que... ¿qué más les da? Y aunque estuviera saliendo con una chica, también les debería dar igual, porque es mi vida, leches. Yo no me meto en la suya, que ellos no se metan en la mía xD
      Y bueno, es cierto que la borré. En aquél momento tuve algo de miedo, pero ayer me dije: "A tomar por culo ya con el miedo", y la publiqué xD
      Muchísimas gracias por tu comentario, Pao ^^ Y por leer, claro.
      Eres una chica estupenda, y no sólo por leer mis blogs, si no en general :3
      ¡Uuun abrazo enorme!

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...