10 ago. 2013

Sobre Hunger.

Tras un montón de tiempo sin publicar nada sobre los personajes (recordad, la entrada que hice sobre Blasphemy), hoy vengo a hablaros de... ¡HUNGER!
Bueno, actualmente ya le conocéis: un chaval de unos quince años, que se ve peor de lo que está porque en realidad no es tan flaco ni tan débil como él piensa, con heridas en los labios, curioso, inteligente, ojos color miel, cabello castaño, liso y largo... vistiendo con camisetas de grupos y Converse negras. Y en su casa, en ropa interior.
Pues que sepáis que Hunger al principio no era así, no. Hunger, en mi cabeza, empezó siendo... ¡una chica!

"Espera, Misora, ¿lo dices en serio?"

Que sí, que sí. Completamente en serio. Hunger empezó siendo una chica, en concreto una bailarina de cabello negro. ¿Y una bailarina por qué? Porque ellas tienen que estar flacas. Hunger, hambre, estar flaco... me seguís, ¿verdad? Además no se iba a llamar Héctor en la realidad (obviamente), si no que se iba a llamar Marion, un nombre horrible a mi gusto, pero le pegaba, o eso me parecía a mí. Os dejo aquí el primer dibujo que hice de Hunger, cuando era bailarina:

Me hace gracia ver que le dibujé con unas medias negras y rasgadas. Se ve que Hunger siempre ha sido un poco... oscuro respecto a colores y no me había dado ni cuenta.

Os diría lo que iba a ser dentro de Pangea, pero la idea original de Sangre sobre el pan era diferente a la actual (os la explicaré algún día, lo prometo) y no había un Pangea propiamente dicho. 
El asunto es que llegó un momento que decidí que sería mejor que fuese un chico por el simple hecho de que sólo había un chico en el grupo, Moses, y como el personaje menos desarrollado por aquél entonces era Hunger, decidí hacerle chico.
Pero igualmente se iba a llamar Hunger, por lo que tenía que existir un por qué para ese nombre. Podría haberle hecho bailarín, sí, pero no se me ocurrió; así que lo que asaltó mi mente fue que estuviera enfermo. Que tuviera un problema estomacal que le hiciera comen poco y estar flaco, por lo que eso hice. Luego además escuché ésta canción (si no os gusta mucho el metal no la escuchéis):


... y dicha canción me hizo convertirle en un tipo heavy. Pero no quería que fuera el típico heavy seriote, con barbas, alabando a Satán (sí, estoy generalizando, lo cual no me gusta nada pero ahora mismo es útil); más que nada porque era un adolescente, así que hice que tuviera una personalidad más suave, que se llevara bien con su padre, que creyera firmemente en el amor... esas cosas. Pero igualmente le hice fuerte mentalmente, inteligente, y, aunque no sea el tipo más guapo del mundo, con cierto atractivo. Por supuesto, Hunger no se da cuenta de esas cualidades debido a su baja autoestima, pero al menos tiene la fuerza de voluntad suficiente como para mejorar.
Ah, y le puse gafas porque me salió del papo. No había ningún personaje con gafas y en los grupos de amigos sieeempre hay alguien que las necesita, así que se las puse a Hunger, porque le gustan los videojuegos, ver la tele, leer cosas por internet... y eso, nos guste o no, desgasta la vista (¡acabaremos ciegos!).
He aquí un dibujo de Hunger que hice hace tiempo en mi agenda. Aviso de que no está muy bien, lo cual se acentúa dado que todavía no sé dibujar bien a los hombres:


Respecto a su parte de hombre-león, simplemente surgió de la nada una vez tuve la idea actual de Pangea. Me dije: "¿Qué clase de personaje podría ser?" y pensé que dado que no poseía características físicas, pero sí mentales, debía ser mentalista; pero no quería hacerle humano ni elfo (¿un heavy elfo? ¿Dónde se ha visto eso?) ni mago ni nada de eso, por lo que le mezclé con el animal que más pegaba con su aspecto físico, sus ojos color miel y su melena: un león.
Pero no podía ser un hombre-león fornido y fuerte, tenía que ser como él, flaco, un tanto demacrado. Y así le hice. Y aquí el primer dibujo que hice de su forma en Pangea:


En fin, creo que no me queda nada más que añadir. Hunger casi siempre fue como es, de no ser por sus inicios femeninos. 
Dicho esto, anuncio que la próxima entrada será sobre Plague. Porque sí, porque me da la gana. Y de paso, os contaré cosas sobre la pareja Plunger.
¡Un beso a todos!


4 comentarios:

  1. ¡WOW, ERA UNA CHICA! O.O Eso sí me ha sorprendido, aunque serviría para un episodio tipo Hora de Aventura cuando Finn es Fiona y eso xD Jaja, me encantó la entrada xD Espero la de Plague con ansias, es de mis favoritas *o* (Por no hablar de Plunger xD)
    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tardado un huevaco en responderte, pero te respondo xDDD
      Seeeh, era una chica. Casi que me están dando ganas de dibujarle en modo chica por eso que has dicho de Hora de Aventuras, ¿eh? xD Quizá lo haga y todo.
      Y bueno, la de Plague ya la estoy preparando. He estado preparando la que he subido hoy, que supongo la leerás, y ahora la de Plague ;) Y luego la de Plunguer, yeah :D
      En fin, Pao, muchas gracias, as always, por tu comentario y por leer ^^ Eres la leche, chica, ¡la leche!
      ¡Un besazo!

      Eliminar
    2. Ohh, y pregunta rara... Si Hunger hubiera acabado siendo chica, ¿Plunger hubiera sido una pareja lesbiana? (?
      -Pao

      Eliminar
    3. La verdad es que no lo sé O_O Ni me lo había planteado. Seguramente no, porque a pesar de que estoy, obviamente, a favor de todos los tipos de sexualidad; no era un tema que quisiera introducir en Sangre sobre el pan. En SSEP he hablado, a parte de la historia general, de que la gente tiene sus porqués, de las perspectivas de los demás y las de uno mismo, de la adicción a las nuevas tecnologías, de amor, de odio... Temas que quería tocar y mostrar. La homosexualidad no era uno de ellos, pero sí que va a haber en Arboribus (uuuuh, adelanto especial xD).
      Así que dudo que hubieran sido una pareja lésbica xD Aunque seguramente sí hubieran sido grandes amigas, eso no lo dudes ^^
      ¡Me encantan tus preguntas, PAo! Y también que comentes tanto xD

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...