20 sept. 2013

Artefactos - Para la conexión.

- ¿Preparada? - me pregunta el Artefacto Dhorley desde el otro lado de la pared acristalada que nos separa, apretando un botón.
- Sí - respondo con decisión en mi tono.
- Bien, el proceso comenzará en unos veinte segundos - me informan, y después escucho cómo cortan la comunicación.
Me quedo entonces sola y en silencio, con el bullicio de unos pensamientos en los que únicamente aparece la palabra tranquilidad, porque debo tranquilizarme.
He practicado para esto durante meses. Me sé de memoria los movimientos que he de hacer en cuando me coloquen los Brazos y las Piernas. Y he experimentado en las sesiones de Dolor un dolor muy similar al que voy a sentir. Sé que será una descarga eléctrica, que una serie de tubos y cables con diminutas agujas se conectarán a mis músculos y venas, que durará unos siete segundos y que luego se reducirá bruscamente hasta que no sienta nada de dolor.
Pero también me asusta. En primer lugar, porque esto era una sesión de Dolor. La sesión que tengo todos los días a la misma hora. Venía preparada para eso, no para otra cosa.
De pronto los de la cabina al otro lado de la pared, donde está el Artefacto Dhorley, me informan de que hoy mi estado mental, mi equilibrio y mi cuerpo parecen estar más que preparados para recibir los Brazos y las Piernas por primera vez. Y me proponen hacerlo.
Accedo y ahora estoy aquí esperando.
Aparecen de pronto de una pared, en la cual se abre un hueco. Por supuesto, los había visto antes. He visto a algunos compañeros, tanto güns como humanos, hacer esto. Y todos gritan igual. Los únicos que no gritan son los profesionales, los Artefactos que han pasado ya todos los entrenamientos y que han combatido más de una vez en batallas reales. Y aún así, puedes verles soportar el dolor apretando los ojos y los labios.
- Ya sabes cómo proceder - dice Dhorley.
Tomo aire, intentando calmar mi acelerado corazón, y me encamino a la pared. Allí, me coloco las Piernas. Son increíblemente pesadas, pero puedo con ellas. Para mi sorpresa, por dentro se ajustan totalmente a mis piernas reales.
Una vez colocadas, me levanto, manteniendo el equilibrio. Es extraño notar que apoyo toda la planta del pie cuando normalmente sólo apoyo las puntas. Es así, es mi anatomía. Los humanos apoyan casi todo el pie, los güns sólo las puntas.
Meto mi brazo derecho en su correspondiente Brazo, y lo mismo con el otro. Después tiro, sintiendo el peso de éstos, arrastrándolos por el hueco del que han surgido hasta que caen a mis lados, casi llevándome a mí con ellos. Pero soporto su peso.
Doy unos cuantos pasos, demostrándoles a los de la cabina que estoy lo suficientemente entrenada y fuerte como para cargarlos, y luego me planto frente a ellos. Les miro, y uno de ellos, sin apartar la vista de una pantalla, me hace un signo con la mano para que proceda.
Separo los labios y, tras un segundo de terror, digo en tono alto y claro:
- Artefacto.
Inmediatamente las marcas que lo recorren desde su inicio hasta cada dedo mecánico se encienden a un tono amarillento, como el de mi piel.
- Tu pulso se acelera demasiado. Cálmate - me ordena Dhorley.
- Es fácil decirlo - respondo, frunciendo el ceño, liberando esa parte rebelde de mí que siempre reprimo.
Es lo que debe hacerse en un entorno militar. Estoy aquí para seguir órdenes, no para rebelarme.
Igualmente, esa respuesta sirve para liberar un poco de tensión. Tomo aire y digo:
- Conexión.
No me da tiempo a asustarme. Inmediatamente los cables iniciales, tan gruesos, salen de los Brazos y las piernas. Lo veo a mi derecha. Me da tiempo a percibir el brillo de todas las agujas que hay en su interior, y justo después todo ello se clava en mi piel.
Pinchazos penetrantes que se introducen por mi cuerpo llegando a los músculos y venas indicados. Aprieto los ojos, y los labios, intentando no gritar. Pero me resulta imposible. Es demasiado doloroso, tanto que temo desmayarme.
La palabra anestesia pasa durante un segundo por mi mente, la cual después queda llena por mis propios gritos y por el deseo de que esto finalice cuanto antes. Lo suplico a los dioses güns y a los dioses humanos en apenas un segundo.
Entonces, todo cesa, como si mi plegaria hubiera sido escuchada. El dolor se reduce paulatinamente hasta prácticamente desaparecer, hasta ser una leve molestia, como la sensación de un rasguño.
Cuando abro los ojos, descubro que he llorado.
Levanto la vista y observo a la gente de la cabina. Ninguno me miran, todos informan de mi situación y miran atentamente a sus pantallas. La única con los ojos fijos en mí es Dhorley.
- Bien, lo más difícil está hecho - me dice.
De fondo, puedo oír algunas voces. Oigo algo acerca de mi estado mental, de la pérdida de sangre, de la tensión muscular. Nada que entienda, en realidad.
- Haz los movimientos básicos - me ordena uno de ellos, apretando su correspondiente interruptor y acercándose a su micrófono.
Asiento con la cabeza y doy un paso al frente. Sorprendentemente, ahora los Brazos y las Piernas son ligeras. Apenas noto su peso. Es cómo llevar tobilleras y pulseras de metal. Sólo eso.
Dos pasos más tarde, me llevo los puños frente a la cara, cerrando las manos. Los Brazos son tan grandes que, si los pongo así frente a mí, me cubren todo el torso y también la cabeza. Me ocupan bastante campo visual pero no importa.
Doy unas cuantas patadas y unos pocos puñetazos al aire. Después salto hacia atrás, doy una voltereta en el aire. Giro, me levanto, corro. Cosas básicas para que vean que puedo manejarme.
Tras un rato, me informan de que mañana será mi primer entrenamiento en solitario en esta misma sala, y que debería incrementar mi masa muscular. Asiento y digo:
- Desconexión.
Todos los cables y agujas salen de mi rápidamente, dejando una sensación caliente en mis brazos y piernas. Me miro a los bíceps y descubro que no quedan heridas, apenas unos pequeños puntos de los que sale un finísimo hilo de sangre y que recorren mi brazo, rodeándolo con varias filas, creando unos falsos brazaletes.
Me despido de mis superiores con una pequeña reverencia y me voy hasta mi cuarto, donde, tras encontrar intimidad y soledad en la ducha, rompo a llorar.
Ha sido duro, mucho más duro de lo que pensaba. De pronto no sé si quiero seguir adelante. No sé si merece la pena ser un Artefacto, llegar a ser como Dhorley. Esa mujer... siempre está pavoneándose de ser de las mejores, se siente muy orgullosa de ello, pero al mismo tiempo hay algo en su rostro, en el gesto, que hace pensar que preferiría no haber entrado nunca en esta guerra, y haber sido a lo sumo un soldado raso.
¿Debería ser yo eso? ¿Quedarme como soldado? ¿Renunciar a ser un Artefacto?
Apoyo los antebrazos en la pared de la ducha. La respuesta es no. No debería.
Lucharé por mis padres, que murieron en mi planeta por la contaminación. Lucharé por mi hermana mayor, que me cedió su sitio en una de las naves que fue a la Tierra. Las plazas eran limitadas, no podían salvarnos a todos. Ella se quedó allí, sabiendo que moriría, y me dijo que viniera aquí y viviera.
Y lucharé, también, por mi mejor amigo, que murió dos años antes de la huida del planeta.
Lucharé por mi vida aquí, para poder vivir las vidas que ellos no pueden vivir y que se sientan orgullosos de que esté aquí.
Por eso, a partir de mañana, me entrenaré para ser el mejor Artefacto jamás conocido.
................................................................................................................................................................

Bueno, aquí estoy con la segunda parte de Artefactos :O
¡Espero que os haya gustado mucho! Y que comentéis.
Muchas gracias a Pao D'Cid, Cgm, Dolores Enima Neag y Angie por haber comentado el anterior capítulo. ¡Sois geniales!
Os dejo aquí otra canción que me hizo pensar en este relato:


Bien, dicho esto, podéis ver por fin que es un Artefacto. Son esos Brazos y esas Piernas que Yleendra ha narrado. Ya subiré algún dibujo y los veréis mejor ;)
Por otra parte, anuncio que voy a hacer otro blog, el cual si no queréis seguir lo entenderé, porque va a ser todo centrado o en relación con la sexualidad (aunque también las relaciones de pareja y tal).
Todavía lo estoy planeando, aunque de momento he pensado en hacer una historia que iré publicando, una sección de dudas las cuales respondería en entradas, y también subiría entradas sobre cosas relacionadas con el tema (por ejemplo: poliamor, homosexualidad, ETS, métodos anticonceptivos, prácticas sexuales... en fin, variadito xD).
Pues eso, que cuando esté listo pondré el link por aquí. Si queréis seguirlo, bien. Si no, ¡pues vosotros os lo perdéis, bitches! xD
Ale, un besito para todos y muchas gracias por leer ^^ 
(Y por aguantar mis chorradas xD)

4 comentarios:

  1. Es increíble!!! Y muy triste que la protagonista haya perdido a tanta gente :'(
    Está genial, de donde sacas tanta imaginación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... la verdad es que normalmente la saco toda de la música. Me pongo a escuchar algo, como las canciones que he dejado, y me vienen a la cabeza ideas sueltas, como, y refiriéndome a este caso, robots, androides, alienígenas, combates... luego eso lo voy mezclando y finalmente llego a una idea base que voy desarrollando hasta lograr algo que me convenza y que pueda escribir ^^ Y todo gracias a una o dos canciones xD
      Y sí, ciertamente es triste, pero es lo que tienen las historias de guerra, y de huidas de planetas contaminados xD Al menos, es una motivación para ella, para seguir adelante y demostrarles que valió la pena que ella viviera.
      En fin, muchas gracias por decir que está genial y por leer y comentar ^^
      ¡Un besazo, guapísima!

      Eliminar
  2. ...Guau O.O Misora, cuando publiques SSEP y un libro con tus mini novelas, prométeme, PROMÉTEME que me los firmarás c; Jajaja, es que ME ENCANTA. Ni siquiera has sido publicada todavía, y ya superaste a Suzanne Collins, Jane Austen y Stephenie Meyer en mi lista de escritoras (es) favoritas xD
    ESTÁ HIPERMEGASUPEREXTRAARCHIRECONTRA ÉPICO.
    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, Pao, si consigo publicar en España te aseguro que te firmo el libro y te lo mando por correo. Te pongo una macro-dedicatoria tope emotiva on fire in the max for the win xDDD Algo así. Y te lo mando. Y ya sabes que aparecerás en los agradecimientos, porque anda que no has hecho cosas por mí ^^ Eres, de verdad, una chica (y una fan) estupenda :3
      Y jopé, es todo un honor haberlas superado a ellas :') Espero que el resto de la gente también piense lo mismo cuando empiece a publicar y cosas así xD
      En fiiiiiinnn, muchísimas gracias por leer y comentar, como siempre :3
      ¡Un pedazo de abrazo para ti! >O<

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...