1 sept. 2013

Sobre Moses, y también sobre Rina.

Sobre Moses, sinceramente, tengo poco que decir. Muy poco, en realidad. Necesitaba un personaje masculino en el grupo que sirviera de Pepito Grillo o voz de la conciencia. Un personaje con un elevado sentido de la moralidad y con una madurez superior a la del resto, así que surgió Moses. De paso, le hice creyente porque pensaba que iba con su manera de ser, y el adulto del grupo porque... sinceramente, un adolescente así... como que no lo veía. Como curiosidad, deciros que antes de tuviera la media melena que lleva, me lo imaginaba con pelo corto.
Rina, sin embargo, tiene más historia. Ha pasado por muchas cosas en mi cabeza. En principio, a parte de ser la compañera de piso de Moses, iba a unirse al grupo. Iba a ser una paparazzi que les iba siguiendo estilo kunoichi (es decir, una mujer ninja) y que en cierta ocasión les salvaba de un ataque sorpresa. Luchaba
con abanicos y vestía con kimono corto, y lo siento pero no tengo dibujos. No se sabía que era Rina hasta, más o menos, el final de la novela.
Luego me di cuenta de que un sexto componente en el grupo sería demasiado, y decidí que fuera Lust, la chamán de Villa Neblinosa. Esto se descubriría en el penúltimo capítulo, cuando narra Rina. El título no iba a poner su nombre sino: "Lust". Pero luego me di cuenta de que sería una coincidencia exagerada y poco creíble, así que decidí que era mejor que no fuera así y que fuera una mujer sin personaje en Pangea.

Con respecto a la historia que menciono entre Moisés y Rina en la novela pero que no llego a contar, pues... os la voy a contar ahora. A ver, todo empezaba un día que Moses, tras sufrir algo espantoso que no llegué nunca a imaginar, simplemente le pasaba algo muy malo, perdía momentáneamente su manera de ser y prácticamente su fe y, para olvidarse de sus penas, se dedicaba a vagar por las calles, de noche, buscando algún bar en el que emborracharse.
Así pues, buscando uno, encontraba un callejón con un par de prostitutas. Como se había perdido a sí mismo, se acercaba a una de ellas y le preguntaba cuánto le costaría pasar la noche entera con ella. La chica, más joven que él, respondía y entonces él se daba cuenta de lo que estaba haciendo. Miraba a la chica a los ojos y se daba cuenta de que estaba hundida, triste, que no le gustaba para nada lo que hacía.
Aún así, le pagaba la cantidad que ella le dijo, pero en vez de pedirle sus servicios, se la llevaba a cenar, la invitaba al cine, a una sesión de madrugada, caminaban por la ciudad de noche, conversando.
Así Moisés se enteraba de que la chica ejercía la prostitución para poder pagarse los estudios, algo en realidad bastante común, y que aunque ya había terminado la carrera, no podía dejar de trabajar en ello porque no encontraba empleo. Por buena suerte no tenía ningún superior ni estaba ligada a nadie, así que Moisés se apiadaba de ella y la convencía para salir de ese oscuro mundo.
Así pues, durante una temporada ayudó a la chica a encontrar empleo, y cuando lo consiguió, dado que ya tenían más confianza, le propuso ir a vivir juntos a un piso mejor que en el que ella vivía. Ella aceptaba y fin de la historia.
Por supuesto, esa prostituta era Rina. 
Y esa es su historia. 
Me diréis: "Misora, ¿qué leches de pasa en la cabeza? Entre toda la paranoia de Sangre sobre el pan, los enfermos de Hunger y Plague, que Plague comenzó como una psicópata, que War tiene traumas infantiles por sus padres... ¿y ahora todo esto de la prostitución? En serio, tía, EN SERIO. Te pasa algo". 
En realidad, sí. Estoy un poco de la olla pero es que en SSEP pretendía mostrar muchas cosas, muchas situaciones que se dan hoy en día, que se llevan dando años en realidad. Hay mucha crítica a ciertos aspectos de la sociedad y de las personas, y estoy pensando en hacer una entrada al respecto. 
Sin embargo, esta historia no era tan importante para la novela. Basta con saber que Rina pasó por un momento oscuro de su vida y que Moisés la ayudó a salir.
Que por cierto, Rina se llama Rina por un personaje de un anime. Dicho anime no es que sea maravilloso, pero fue uno de los primeros que vi por la tele. No me perdía un sólo episodio. El personaje que más me gustaba se llamaba Rina, así que es un pequeño homenaje a ese personaje. Os dejo una foto:


Por cierto, siento no poner dibujos, pero precisamente de Rina y Moses no tengo casi ninguno de no ser por los publicados en SSEP, así que...

En fin, pues creo que nada más. Espero que os haya gustado y muchas gracias a Pao D'Cid y Sara Menéndez por comentar la entrada anterior ^^ 
Por cierto, ya sólo nos queda War. Con ella vais a flipar un poco en colores, ya veréis.
¡Besos a todos!

4 comentarios:

  1. Vaya historia en cierto modo romántica O.O Muy propio de Moses, darse cuenta de lo que hace y dejarlo xD Es rete adorable que se hayan ayudado el uno al otro *w*
    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, romántica es. No es la historia de amor perfecta ni nada de eso, pero es romántica en su estilo.
      Seh, Moses es muy así. Tiene una buena voz de la consciencia xD Y también es muy buena persona, por eso ayuda a Rina :3
      ¡Un besote, Pao! Y muchas gracias por comentar y leer ^^

      Eliminar
  2. Aaay, que kuki Moisés ayudando a Rina (yo tambien he visto el anime del que sacaste el nombre, y me gustaba Rina, tenía carácter)
    Espero conocer a War/Carla con impaciencia (Se llama como yo :3)
    Oye, lo de luchar con abanicos y el kimono corto puede ser que saliera en Code Lyoko o algo por el estilo??! (Simple curiosidad)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rina era la mejor de todas y punto. Aunque no era la que mejor cantaba xD La que mejor cantaba era Karen... Vale, no, esa cantaba fatal xD Era Hanon, o Luchia. Aunque a mí me gustaba la canción de Sara, la princesa sirena naranja que era mala.
      Y seh, Moses es que... el pobre no podría hacer otra cosa, en realidad. Es lo que va con él, ayudar.
      Y bueno, sí, es parecido al estilo de lucha de Yumi de Code Lyoko ahora que lo pienso; pero en realidad es un estilo de lucha que se usaba en Japón, China y tal y que se puede seguir aprendiendo actualmente xD No había pensado que se parecía a Yumi xD Sin querer, dos referencias, porque Yumi era mi favorita xD
      En fin, muchas gracias por leer y comentar ^^
      ¡Un beso!

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...