20 ene. 2014

Veinte de Enero - ¿Qué sería yo sin vosotros?

Lo bueno de escribir es que puedo planear el crimen perfecto sin sentirme psicópata. Tengo la capacidad de
crear lo que quiera, casi como un dios. Creo universos, personas, animales, paisajes que no existen. Y hago que existan en más mentes a parte de la mía. La gente lee sobre ello y, lo que yo he creado, aparece en sus cabezas como ha aparecido en la mía.
Por eso escribo sobre todo lo que quiero, sin censurarme. Las imágenes de mi mente han de ser recreadas en las de los demás, en las de mis lectores, y si para ello tengo que describir cómo le sacan las tripas a uno, la sensación que recorre a una persona cuando atraviesa carne viva con su espada, la belleza de un cuerpo desnudo, el terror en un callejón oscuro, el instinto de supervivencia apoderándose de un animal, el dolor de alguien siendo torturado, el placer del sexo, el más bello paisaje, las hojas moradas de los árboles de un planeta repleto de seres racionales con el cuerpo cubierto de plumas o el mero despertar diario de un ser humano normal y corriente; lo haré.
Da igual cuán complejo sea de escribir. Da igual que haya tres mundos en la misma historia, o saltos temporales entre el pasado y el futuro, da igual que sea una sensación que jamás he experimentado. Da igual la dificultad, si he de escribirlo, lo escribo. Es lo que he de hacer. Plasmar las imágenes en palabras lo suficientemente bien mezcladas, bien ordenadas unas cerca de otras, como para que el lector sea capaz de ver lo que yo he visto, o de sentir lo que el personaje siente.
Quiero hacer reír y llorar con lo que escriba. Quiero que los lectores comprendan a mis personajes de igual manera que lo hago yo. Quiero que sientan asco si algo es asqueroso, que odien a quien yo quiero que odien, que amen a quien quiero que amen... y a la vez sumergirles en un mundo y que naden por él, que se entretengan un buen rato. Mis palabras son su guía.
Pero también quiero que piensen por sí mismos. Me gustan los misterios en las cosas más, digamos, grandes o serias que escribo. Me gusta confundirles, pero a la vez, dejarles pistas sobre lo que realmente ocurre, y que ellos, si las identifican, piensen. Que unan una con otra, que le den vueltas a las cosas, que lleguen a conclusiones. Que sea ya no sólo leer, si no una especie de juego para ellos, un juego donde saben que ocurre algo más grande que lo que les cuento y tienen que tratar de adivinarlo; para luego yo llevarles al momento final en el que explico todo lo que ha quedado suelto anteriormente. 
Aunque también me gusta que sigan historias más normales, más cotidianas, sin tanto misterio. Mostrarles lo que hay desde el principio, que no haya nada más que averiguar, que sea simplemente la historia de unos pocos personajes, que sigan sus pasos en su mundo. Aunque estos son escritos menos en serio, menos complejos o grandes.
Llega un momento en el que siento que tomo al lector de la mano y camino a su lado el mundo en el que haya decidido sumergirse. Le observo, atenta a sus reacciones, y escucho sus comentarios; porque a veces los lectores se dan cuenta de cosas que el escritor no ve, cegado por todo lo que cree que tiene que escribir.
Así que en realidad se trata de un camino que recorro una y otra vez. Se trata de sumergirme una y mil veces en mis mundos, acompañar a los que decidan entrar en ellos, revisarlos, pulir las peores partes, eliminar los fallos, añadir o quitar cosas.
Y por buena suerte tengo a gente que está conmigo en esa travesía. Gente que opina y que me ayuda con mi trabajo. Esa gente son, obviamente, los lectores.
Así que gracias a vosotros, porque, sinceramente, ¿qué es un escritor sin gente que le lea? Vosotros hacéis que yo sea lo que soy. Hacéis que esos mundos existan junto a las gentes que los habitan y las historias de cada uno. Hacéis que merezca la pena invertir horas en escribir una sola escena. 
Vosotros sois los que me permitís decir que, a ratos, soy escritora.

6 comentarios:

  1. Qué escritora a ratos ni que nada... ¡Escritora siempre! Es algo que no se deja de ser :3 Qué decir, ADORO ESTE RETO TUYO. Que entradas diarias de Misora, ¡YEIH! ¿Sabes qué es lo que es curioso? Que la mitad de escritores no hemos vivido ni la mitad de las cosas que narramos xD
    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí xDDD Narramos cosas que en realidad, ni idea. Quiero decir, a mí nunca me han torturado, pero ¡ah! ¡Si toca narrar tortura, me lo tengo que inventar! xD
      Bueno, me alegra que te guste el reto :D La verdad es que es complicado sacar todos los días un cachito de inspiración, pero bueno, se intenta ^^
      Y lo de escritora... hmmm... supongo que escribir te hace escritor, pero no sé, no me atrevo todavía a declararme como tal xD Cosas de una :P
      En fin, Pao ^^ Muchas gracias por leer y comentar. Eres estupendástica :D
      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. Como más palabras escribes menos puedo responderte yo, porque cada vez dejas menos cabos sueltos. Ten por seguro que sentimos lo que tu nos haces sentir (más o menos, luego cada persona se cuelga del personaje que quiere)
    Y (esto MUY clarito) daría igual que nadie te leyese, para ser escritora sólo hace falta escribir cosas que salgan de tu cabeza, aunque algunas nunca lleguen a leerse (si no toma mi ejemplo, a mí nadie me lee, pero yo sigo diciendo con todo el orgullo del mundo -sin exagerar -que soy escritora)

    C
    G
    M

    PD: No dudoque quieras que veamos las cosas a tu manera pero, por favor, si alguna vez rajan a alguien que tiene no sé qué enfermedad en no sé qué órgano, puedes tener por seguro que a mí no me importará lo más mínimo si los lunares son Azul Prúsia con Negro o Azul Ultramaruno con Blanco (vamos, que puedo prescindir de ciertos detalles, sobretodo si son asquerosos o dan (cita de Madagascar) Yuyu, mucho Yuyu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm... supongo que depende de la perspectiva de cada uno. Yo creo que sois vosotros los que me hacéis escritora, porque al fin y al cabo, más que para mí, escribo para vosotros :P Pero no sé, también me parece válido tu punto de vista.
      Ciertamente xD Al final cada uno tiene sus personajes favoritos, pero aún así, si consigo que sintáis lo que quiero que sintáis... misión cumplida. Para eso estoy aquí. Para transmitiros mis mundos con palabras.
      Y tranquila respecto a narrar cosas asquerosillas xD Lo evito todo lo que puedo. Sólo lo hago si lo creo necesario para que el lector vea la imagen que yo tengo en mente, y a veces, ni eso. Me censuro un poco porque si no... se me iría de las manos xD
      En fin, ¡muchísimas gracias por tu comentario! :D Y por leer también.
      ¡Un abrazo para ti! ^^

      Eliminar
  3. Como dicen por aquí: eres una escritora hecha y derecha, con un libro a tus espaldas y todo el camino recorrido en este blog, que no es poco.

    Dentro de lo que eres, eres grande, como escritora, como persona y como lectora. Porque sólo tú sabes adentrarte tanto en un mundo que puedes plasmarlo con letras. Leyendo aprendes, te documentas, y adquieres una cultura que, luego, expones a tus lectores. Ya te has labrado un círculo de lectores que te leemo asiduamente y que necesitamos tus manuscritos como una droga para nuestros cerebros, y, sobre todo, para nuestros corazones. ¿Corazones? Sí, has conseguido llegar a nuestros corazones, bien sea con SSEP (Sangre Sobre el Pan), o con alguna de tus entradas. Y qué decirte como persona, eres grande, muy grande. Eres alguien a quien admirar y a quien querer por lo que eres. Eres una persona que se deja querer y apreciar y, más que nada, eres una amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por decir que soy toda una escritora ^^ Lo intento, pero aún así, creo que todavía me falta camino por recorrer hasta que pueda decir sin temor alguno que soy escritora xD Pero bueno, es por cosas mías.
      Bueno... no creo que sea para tanto, la verdad. Creo que hay autores que son mucho mejores que yo y de los que debo aprender muchísimo, pero aún así, sí que es cierto que os tengo a vosotros, a mis lectores, y que aprecio que leáis mis cosas, que, de hecho, queráis hacerlo. Si de verdad me he ganado vuestros corazones (y cerebros), creo que puedo estar suficientemente orgullosa de mí misma ^^ Igualmente, vosotros os ganáis el mío con sólo leer lo que escribo. Puede que me necesitéis como una droga, pero yo a vosotros también. Dependemos los unos de los otros.
      Y jo... tampoco creo que como persona sea para tanto. Intento hacerlo lo mejor que puedo ^^
      Y bueno, tú como persona, tampoco te quedas atrás :P
      Un abrazo muy fuerte, Deivid.
      Muchas gracias por tus lecturas y comentarios ^^

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...