19 ene. 2014

Diecinueve de Enero - En nuestras manos.

El mundo está en nuestras manos. Puede que no el mundo entero, puede que no todo el planeta Tierra; pero sí nuestro mundo. Las calles que recorremos, la gente que conocemos, nuestra vida, nosotros mismos... todo eso está en nuestras manos y podemos hacer lo que queramos con ello. 
Podemos darle un poco de dinero al vagabundo que vemos cuando caminamos con nuestros amigos, o podemos pasar de él. Podemos ayudar a la mujer que pide dinero o alimentos en el tren, o podemos subir el volumen de la música para no escuchar lo que pide. Podemos quedar con nuestro amigo cuando se encuentra mal y animarle llevándole a dar una vuelta, invitándole a algo rico - un gofre caliente en invierno, un helado en verano -, o podemos pensar que es un aburrimiento animar a alguien que se encuentra mal. Podemos esbozar una sonrisa todas las mañanas antes de salir de casa para ir con nuestra mejor cara a todas partes, o podemos empeñarnos en que los días son demasiado grises para sonreír. Podemos iluminar el día de nuestra madre preparándole un café, o charlando con ella sobre su día, o haciendo alguna tarea de la casa; o podemos ser el típico adolescente que se encierra en su habitación y no sale en todo el día. Podemos agarrar el toro por los cuernos aunque nos asuste y nos haga llorar del miedo o de las cornadas que nos dé, o podemos hundirnos pensando que nuestros problemas no tienen solución. Podemos caminar a contracorriente si nos hace felices, o podemos hacer lo que el resto quiere que hagamos porque es más cómodo y no seremos juzgados. Podemos luchar por todos nuestros sueños por complicados que sean, o podemos pensar que son imposibles y no hacer nada para alcanzarlos. Podemos intentar conquistar a la persona que nos gusta para ver si nos va bien, o podemos callarnos y quedarnos con el constante "no" que supone no intentarlo. 
Casi todo en nuestra vida depende de nosotros, y tenemos el poder de hacer lo que queramos por difícil que sea. Pero no es algo que sólo nos afecte a nosotros. Nuestras acciones pueden ayudar al resto. Si hacemos que nuestro pequeño mundo diario vaya a mejor, si todo el mundo lo hiciera, todo en general iría mejor.
Por eso debemos ser fuertes, valientes. Debemos conocernos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea para actuar como mejor podamos. Debemos ser quienes somos y caminar en la dirección que elijamos, directos a nuestros objetivos, pero sin perdernos el paisaje que nos rodee mientras tanto, ni las personas que estén con nosotros. Quizá, incluso, tengamos que abrir nuestro propio camino. 
Pero todos tenemos la fuerza para hacerlo. Está dentro de nosotros, está en nuestras manos, al igual que lo está nuestro propio mundo.

4 comentarios:

  1. Un entero mundo de posibilidades. Jo, Misora, qué poético. ¿O "místico" es mejor palabra? xD Sea como sea, está genial. Siempre me han abrumado todas las opciones que hay, que si algo no sucediera, por más pequeño que fuera, afecta un gran puñado de cosas enormes. Es algo con lo que me gusta jugar cuando escribo; qué podría suceder diferente, qué podría haber sido diferente, qué diferentes finales habría. Es muy entretenido *w*
    -Pao
    Pd: ¿Qué es un gofre? O.o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gofre... es... esto: http://3.bp.blogspot.com/-a2J_HKKABB0/T4097_zO4JI/AAAAAAAAADM/aHjEcThSleM/s1600/gofre.gif xD
      Creo que en inglés se llama "waffle", no lo tengo muy claro.
      En fin... creo que la palabra es... "profundo"... creo xD Místico también le va bien xD
      Hmmm... si te gusta jugar con esas cosas, deberías leer libros de "elige tu propia aventura" si no los has leído xD Son muy entretenidos.
      Y bueno, algún día tengo que leer algo de lo que escribas >.< A ver si termino ya con la montaña de libros que tengo por leer y tengo algo de espacio para otras cosas xD
      En fin, Pao, muchas gracias por comentar y leer ^^
      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Y a mí me encanta que te encante, y me encanta que comentes ;)
      Muchas gracias por leer ^^ Y también por comentar.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...