16 nov. 2013

Artefactos - Para la enfermedad.

- ¡¡NO LO ENTIENDES, GÜNS, NO LO ENTIENDES!! - me grita.
Tiene los antebrazos apoyados en la pared, acorralándome. Es más alta que yo, siempre lo ha sido. Y más intimidante. Da igual que ahora su rostro se descomponga en sufrimiento y rabia. Es más alta que yo, más fuerte. Y me asusta que me grite. Me asusta aunque sepa que sus fuerzas están debilitadas porque está enferma y tiene fiebre. Me asusta aunque vista con un largo camisón y esté sudorosa.
- No lo entiendes... - repite, en tono más calmado, mientras comienza a deslizarse hacia abajo.
La agarro como puedo para que no se caiga, pero ella se deshace de mí con bruscos movimientos. Se lleva las manos a la cara. Durante un instante pienso que llorará, pero no lo hace. Sólo se queda ahí, quieta.
Me quedo de pie, sin saber qué hacer. Miro a la puerta porque temo que entren los guardias, pero no lo hacen. Entonces miro hacia abajo. Veo a esa rígida mujer, a Yukiko, a mis pies con las manos en el rostro; como si tratara de ocultarse del mundo.
Trago saliva. Se ha levantado tan rápidamente de la cama que ha tirado la sopa que le había preparado y llevado en una bandeja con patas, para que pudiera tomársela sin levantarse. Debería limpiar todo antes de que se seque.
Me muevo de su lado, dispuesta a seguir con mi constante trabajo de limpieza de este cuarto, pero ella me agarra del tobillo.
Levanta la vista, abriendo espacio entre sus dedos para que pueda ver la fuerza que sus ojos transmiten.
Parece pedir a gritos consuelo con la mirada, por lo que me arrodillo a su lado, y hago lo mismo que hice con John: quedarme ahí, en silencio, sin tocarla. Sólo compartiendo el momento con ella, escuchando cualquier cosa que esté dispuesta a decirme.
No sé cómo ha empezado esto, en realidad. No sé cómo he llegado siquiera a plantearle su odio hacia mi especie. No sé cómo he tenido el valor, el atrevimiento. Podría haberme pasado cualquier cosa por eso, pero ella únicamente ha dejado de tomar su sopa y me ha gritado.
Ha levantado la vista del plato y la ha clavado en mí. Me ha dicho que su enfermedad era mi culpa, culpa de mi especie, y he comprendido.
Nosotros, los güns, tenemos un sistema inmunitario más fuerte que el humano. Nuestro cuerpo aguanta sus enfermedades mejor que el suyo las nuestras. Por eso, cuando nosotros llegamos aquí, hubo un pequeño brote de una enfermedad nuestra que pasó a los humanos. Causó una pequeña epidemia que terminó pronto gracias a vacunas, pero... hubo gente, los primeros en tenerla, que murieron. Y otra gente que la tendría para toda la vida por ser tratada con lentitud. Para ellos se convirtió en una enfermedad crónica.
Yukiko es de estos últimos, y me ha contado que su familia murió de esa enfermedad. Que si no hubiéramos venido a la Tierra ella sería una feliz mujer, casada, con un hijo. Pero que todo se fue por culpa de los güns.
Le he dicho que no es culpa de todos nosotros y ha sido cuando se ha levantado, tirando la sopa. Me ha agarrado de la muñeca y me ha levantado a mí también a base de tirar, me ha empujado contra la pared y ha empezado a gritarme.
Y ahora, simplemente, está calmándose.
- No lo entiendes - me repite - porque tú no has perdido a nadie tan importante por culpa de los humanos. Ponte en mi piel. Imagínate que los humanos llegamos a tu planeta, nos acogéis, y os pagamos transmitiéndoos una enfermedad que mata a tu familia, y luego nos atrevemos a revelarnos y por nuestra culpa estalla una gran guerra - me explica, y me agarra de los hombros tal y como hizo John - ¿Lo entiendes, güns? ¿Entiendes cómo me siento?
Se queda agarrándome, esperando mi respuesta:
- Si le sirve de consuelo, yo también detesto un poco mi propia especie. Fue nuestra maldita culpa que nuestro planeta se pudriera, y por culpa de mi propia especie toda mi familia murió en mi planeta natal, y mis amigos, y ahora llegamos aquí y... se organiza todo esto - digo, esbozando una triste sonrisa - Pero tengo claro que yo no tengo la culpa. Por eso no me odio a mí misma, ni tampoco a otros güns que no han hecho nada en realidad - le explico - Y por eso mismo tampoco odio a los humanos.
- No sé si pecas de inocente o de buen corazón - dice ella, soltándome - Lo que sí sé que es que la muerte de mi hijo me duele cada día más, que tengo una enfermedad crónica y que, de momento, no puedo perdonar a tu especie.
- Espero que algún día pueda hacerlo - digo, y me levanto junto con ella - Por favor, túmbese en mi cama mientras yo limpio la suya y termina de secarse. Si quiere le sirvo más sopa, ha sobrado un poco y seguirá caliente.
- Dame algo de postre - responde ella, entrando en mi cama - Y olvida la conversación que hemos tenido. Han sido delirios de la fiebre, nada más.
Asiento con la cabeza y sigo sus órdenes, aunque ambas sabemos que la segunda es un imposible. Puede que ninguna de las dos vuelva a hablar de ello, puede que nunca volvamos a intimar de esta manera, pero no olvidaremos la conversación.
O al menos yo no lo haré.
................................................................................................................................................................
Un día más, estamos todos aquí con Artefactos.
Como podréis ver, he subido dibujos. DIBUJOS, algo que de momento con esta historia sólo ha pasado una vez xD
En fin, en el primero, podéis ver a Yukiko acorralando a Yleendra; y en el segundo, pues simplemente a Yleendra (concepto del dibujo: lo que ve Yukiko al tenerla acorralada).
Biem, pues eso.
Respecto a la historia, ahora mismo está todo tranquilito, pero... ya veréis al próximo capítulo. Yo ahí lo dejo.
Ah, y por cierto, para subiros el ánimo... Ludwig aparecerá dentro de poco :D
La pregunta es... ¿vivo o muerto? OMG xD
Ahí lo dejo, también.
Por otra parte, muchas gracias a Pao D'Cid y Cgm por comentar. Sois geniales, os lo agradezco muchísimo a las dos, de verdad ^^
Muchos besos a todos los que leáis esto, espero que os haya gustado, y nos leemos prontico. 

4 comentarios:

  1. ¡¡¡MISORA!!! ¡¿QUÉ CLASE DE CRUEL AUTORA ERES?! ¡¿¡¿CÓMO QUE VIVO O MUERTO?!?! AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD:
    Me tenías toda alegre porque Ludwig volvería, ¡Y LUEGO LEO ESO! TT.TT Lo repito: ERES CRUEL. Mira, hasta te he escrito una canción. Se llama: Oda a la crueldad de Misora. Por la Fangirl Suprema.
    ALGO HAY TERRIBLE POR AQUÍ
    Y ESO NO ES ARTEFACTOS
    HAY UNA AMENAZA O INSINUACIÓN
    Y ES POR CULPA DE MISORA
    TU ERES CRUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE OHHHH TU ERES CRUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEL OOOOOOOOOOOOHHHHH TÚ ERES CRUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEL
    EL YLUDWIG HA SIDO AMENAZADO
    Y NO CONTINUARÁ
    Y POR MIL RAZONES MI DEDUCCIÓN ES
    QUE LUDWIG MORIRÁA
    TU ERES CRUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEL, OH
    SÍ ASÍ EEEEEEEEEEEEEEES, OH
    TU ERES CRUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEL
    OHHHHHHHH TU ERES CRUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEELLLLLL ♪

    Gracias, gracias *hace reverencia* (?
    El ritmo lo he plagiado de Phineas y Ferb. NO SIGAN MI EJEMPLO NIÑOS, PLAGIAR ES MALO. Porque no teeengo riitmooo ♪
    MISOOOOOOOOOOOOOORAAAAA... NO MATES A LUDWIG MISORAAAAAAAAAAA... ÉL TE LO AGRADECERÁ MISOOOOOOOOOOOOORAAAAAAAA... TT.TT MISOOOOORAAAAA, MISOOOOORA, ESTO NO ES EL JUEGO MISORA, SI LUDWIG MUERE SE MUERE DE UNA SOLA VEZ MISORAAAAA... TT.TT
    Y pa rematar nos dejas intrigadas por el siguiente capítulo e.e
    Ah, bueno. YA ME DEBERÍA ACOSTUMBRAR, PERO NOO... *suspiro*
    ¿Sabes? Debería hacer una serie de entradas en mi blog como La Difícil Vida de Una Parawhore, sólo que serían: La Difícil Vida de una Misorian :O Y el primer problema sería: Misora y sus crueldades (?
    CON RESPECTO AL CAPÍTULO: LO. AMÉ.
    AMÉEEEEEEEEEEEE AMÉE AMÉ AMÉEEEEEEEEEEEEE, AMÉEEEE, AMÉEEEEEE
    (Si lo leíste con el ritmo del Olé, felicitaciones *palmada en la espalda*) (? Pero en serio, me encantó. Ahora entiendo más a la pobre Yukiko.
    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu canción, tu canción... es... es....sólo puedo decir BRAVO Y MÁS BRAVO. Muy buena versión xDDDD Me reí mucho leyéndolo xD
      ¡Qué pesimismo! No sabes si morirá o no. ¿Y si vive, eh? Te darás cuenta de que exageraste.
      PEro si muere... si muere... MWAHAHAHAHAHA
      Joer, me gusta demasiado jugar con los lectores. DEMASIADO. Roza lo psicótico (no xD)
      De todos modos, disfruta de mis comentarios a pie de capítulo todo lo que puedas, porque cuando publique algo en novela no podré ponerlos :') Eso si llego a publicar, que esperemos que sí xD
      Si hicieras la entrada de La Difícil Vida de una Misorian, sería todo un halago. En serio te lo digo xDDDD Sería realmente estupendo :3
      Me alegro de que te gustara el capítulo :'D La verdad es que... bueno, si están en esa facción, es porque tienen sus motivos.
      EN FIN, muchas gracias por tu largo y elaborado comentario :DDDDDD Y por leer.
      ¡Un abrazote, Pao! :3

      Eliminar
  2. VIVO O MUERTO?!?!?!?!?! CÓMO QUE VIVO O MUERTO????????? MÁS TE VALE QUE ESTÉ VIVITO Y COLEANDO O...!!!!!!!!! (lo dejo ahí, tampoco es plan de amenazar a mi escritora favorita, ¿no? Pero que conste que lo quiero vivo, vivísimo)
    Pobre Yukiko, no se merece algo así (*snif*)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O ME TIRAS UN TOMATE
      xDDD
      Ya veremos qué pasa con Ludwig. Yo ahí lo dejo xDD
      Ay, qué bien me lo paso.
      Respecto a Yukiko, la verdad es que no. Pero en general mucha gente no se merece las cosas que le pasan, y menos en tiempos revueltos u_u Pero es lo que hay.
      Muchísimas gracias por tu comentario y por leer :D
      ¡Un besazo!

      Eliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...